ESCUCHANOS

Fuerte cruce por pedido de informes sobre la salud del Gobernador

7 octubre, 2016
77 Views

Un pedido de informes del diputado del PJ-FpV, Blas Meza Evans solicitando que todos los meses se cuente con un parte médico del gobernador Mario Das Neves suscripto por el equipo médico tratante, disparó un fuerte debate y reacción del oficialismo que acusó a los opositores de utilizar maliciosamente esa situación.

El legislador buzzista solicitó que el médico tratante indique el diagnóstico y prognosis a corto y mediano plazo de la enfermedad que aqueja al gobernador, las limitaciones que su estado de salud genera para el desempeño de la intensa actividad que implica ejercer el cargo de gobernador de una provincia y la hipótesis de la evolución de su capacidad psico-física para desempeñar las tareas antes referidas.

El debate que generó una fuerte polémica entre los legisladores, provocó que el diputado Blas Meza Evans lo gire a la Comisión de Asuntos Constitucionales a pesar de contar con los votos.

Los fundamentos de Blas Meza Evans fue por un reportaje que hizo la emisora LU20 al Ministro de Salud, Ignacio Hernández. En esa nota radial el Ministro de Salud se explayó sobre el estado de salud del señor Gobernador, “por primera vez, aunque en forma extraoficial, se tuvo de boca de un profesional de la medicina, que mantiene además una relación estrecha con nuestro gobernador, un cuadro aproximado de la salud del primer mandatario provincial”.

Entre otras consideraciones dijo que “Hernández manifestó textualmente que la ‘salud de Mario está, como ustedes saben, con un problema oncológico. Él ha debido someterse a varias cirugías y a unos cuantos tratamientos quimioterapéuticos, que le han provocado un deterioro significativo y evidente de su salud’. Añadió que ‘tiene un deterioro del estado general porque sigue con el tratamiento y estos tratamientos quimioterapéuticos, ustedes saben que provoca deterioro en el físico de la persona. Así que esto no se puede ocultar, es evidente. El gobernador está con un deterioro físico manifiesto y está en tratamiento quimioterapéutico y esto es lo que está trayendo aparejado todo este evidente deterioro de su estado’”, contó el legislador.

Especulaciones

Meza Evans expresó que “teniendo en cuenta la importancia cada vez más pronunciada del derecho de acceso a la información, no parece razonable que la mayor o menor cantidad de información con la que se pueda contar en relación a la salud de nuestros gobernantes dependa en forma exclusiva de la voluntad de ellos, de sus familiares directos o de sus funcionarios más allegados”.

Agregó que “el derecho a la intimidad existe, pero no nos parece razonable se vede toda posibilidad de información calificada sobre la salud del Gobernador por la sola invocación de ese derecho”.

No queremos caer en ningún componente morboso, irrespetuoso o que pueda ser calificado como una especulación política, pero existe una sana preocupación de los habitantes sobre cómo podrá repercutir en ellos mismos la enfermedad de una persona que tiene influencia en sus vidas y en sus posibilidades de desarrollo futuro”, agregó.

Ingram: “Los que tienen que ir al médico son Meza Evans y Di Filippo”

El diputado provincial del bloque de Chubut Somos Todos, Roddy Ingram, afirmó que “los diputados del Frente para la Victoria, Blas Meza Evans y Alfredo Di Filippo son los que tienen que ir al médico porque están demasiado enfermos, enfermos de odio”.

En este contexto el legislador repudió “la manera en que este tipo de personajes intentan hacer política, apelando a lo más bajo que puede haber, olvidándose que el pueblo los votó para legislar. Hoy demostraron lo que realmente son, y hasta sus propios compañeros de bancada los dejaron en evidencia”, expresó en relación a la falta de acompañamiento del bloque mayoritario a un pedido de informes relacionado a la salud del gobernador.

Hoy a estos legisladores se les cayó la careta y fueron sus propios compañeros de bloque quienes los desenmascararon. Deberían Meza Evans y Di Filippo pedir disculpas públicas al pueblo de la provincia porque sólo piensan en destruir y nunca construir”.

Para finalizar Ingram dijo: “hoy cruzaron todos los límites y esta vez lo hicieron delante de todo el pueblo y no en las sombras como están acostumbrados a operar. Esta vez utilizaron las bancas que gran parte del pueblo chubutense les confió creyendo que podían contribuir para mejorarles la calidad de vida, hoy quedó claro que lejos están de trabajar para el bien común”.

Compartir