ESCUCHANOS

La capacidad ociosa es la más alta desde 2003 y no prevén mejoras en 2017

1 noviembre, 2016
84 Views

Se ubicó en el 63,9%, según el INDEC, una drástica disminución respecto del 73,6% del mismo mes de 2015, un año que a su vez conoció, por momentos, los porcentajes de utilización más bajos desde la crisis.

Los números paupérrimos del desenvolvimiento industrial, que hoy mostró para septiembre una caída superior al 7%, tienen un correlato nítido en el uso de la capacidad instalada, que en el mismo mes se ubicó en el 63,9%, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). Ese nivel está casi 10 puntos por debajo de septiembre de 2015, cuando se ubicó en el 73,6% en promedio. Los niveles de uso de la capacidad en todo 2015 ya eran, a su vez, motivo de preocupación entre los economistas, ya que estando por debajo de un 70% eran comparables a los peores niveles de la crisis de 2001.

El problema, además, es que las perspectivas más inmediatas no parecen alentadoras. Entre los resultados de la encuesta cualitativa industrial difundidos hoy surge que el 65,3% de las empresas no advierte cambios en la utilización de la capacidad instalada en el cuarto trimestre de 2016 respecto a igual trimestre de 2015, el 20,4% anticipa una baja y sólo 14,3% anticipa una suba.

En septiembre de este año, los bloques sectoriales que presentaron niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general fueron refinación del petróleo (81,3%), productos del tabaco (80,8%), papel y cartón (80,3%), productos minerales no metálicos (70,7%), productos textiles (69,1%), sustancias y productos químicos (68,5%), productos alimenticios y bebidas (65,7%) y las industrias metálicas básicas (65,3%). Por otra parte, los bloques sectoriales que se ubicaron por debajo del nivel general de la industria son productos de caucho y plástico (55,2%), edición e impresión (53,5%), metalmecánica excepto automotores (51,9%) e industria automotriz (51,4%).

Compartir