ESCUCHANOS

Senadores: aumentaron las penas a los delitos viales

24 noviembre, 2016
153 Views

La Cámara alta la aprobó con 53 votos positivos, 6 negativos y 2 abstenciones. Ahora, el proyecto que fue modificado deberá volver a Diputados para su sanción definitiva. Representantes de la asociación Madres del Dolor y otras organizaciones estuvieron presentes en el Palacio Legislativo.

Fuertemente reclamado por familiares de víctimas y organizaciones de la sociedad civil, el proyecto para aumentar penas a quienes cometan delitos viales fue aprobado este miércoles en el Senado, con 53 votos a favor, 6 en contra y 2 abstenciones.

La iniciativa, que contaba con media sanción de Diputados, sufrió modificaciones en la Comisión de Justicia y Asuntos Penales por lo que deberá ser tratada nuevamente en el recinto de la Cámara baja para su sanción definitiva.

Durante el debate estuvieron presentes representantes de la asociación Madres del Dolor y organizaciones de la sociedad civil que luchan en la prevención de accidentes automovilísticos.

El senador Pedro Guastavino (PJ-FpV), presidente de la comisión cabecera que analizó el proyecto, resaltó que “la principal causa de muerte violenta en los últimos años” son los accidentes viales. Para el entrerriano, la norma “busca dotar a los jueces de la mejor herramienta para sancionar a quienes incurran en estas conductas”. “Tanto tiempo se ha debatido y nunca se ha logrado llegar a un consenso. Buscamos cambiar la mirada y el enfoque para ver si de una vez por todas podemos avanzar en un consenso”, expresó.

Por su parte, la puntana Liliana Negre de Alonso (Compromiso Federal) opinó que la iniciativa es “distinta” a la sancionada por Diputados y consideró que por este motivo puede llegar a demorarse la ley. En la misma línea, Magdalena Odarda (Coalición Cívica) reclamó que con todas las modificaciones introducidas “quizás jamás sea tratado” en la Cámara baja.

En defensa de la propuesta elaborada en el Senado, el salteño Rodolfo Urtubey (PJ-FpV) subrayó que el tema “se ha debatido muchísimo en la comisión y ha habido mucho trabajo en términos correctivos”. “Es el mismo proyecto, no es otro”, sostuvo y señaló que se modifican los mismos artículos que proponía la media sanción de Diputados. Además, manifestó que esta normativa “tiene más posibilidades de aplicación” y explicó: “Nosotros creemos que hay que superar esta dicotomía donde los jueces tenían que estar entre un sistema de culpa muy benigna y tenían que forzar la interpretación jurídica inventando un dolo, el dolo eventual, para poder dar una satisfacción en cuanto a la redistribución punitiva de hechos aberrantes como los que suceden en esta materia”.

En coincidencia con Urtubey, el senador Federico Pinedo (Pro) apuntó que en el derecho penal “la pena debe tener relación con la culpabilidad”, por lo tanto “para accidentes de tránsito el dictamen incorpora la culpa temeraria, algo más objetivo y útil que el dolo eventual”. “Es un tema dramático en la vida diaria, pero para que las cosas dramáticas en la vida diaria tengan una respuesta adecuada en el campo legislativo y judicial hay que hacer las cosas bien”, remarcó el presidente provisional de la Cámara alta.

En disidencias, el senador Juan Mario Pais (PJ-FpV) planteó que la norma “no da una adecuada respuesta a la sociedad” y que la incorporación de la culpa grave caracterizada por un obrar especialmente irreflexivo o temerario “sería materia de graves cuestionamientos”. Por su parte, Luis Naidenoff (UCR) dijo: “No comparto con extender la regla de la culpa temeraria para todos los supuestos”.

A partir de la modificación del artículo 84 del Código Penal se establece que será reprimido con prisión de 1 a 5 años e inhabilitación especial de 5 a 10 años, “el que, por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión, o inobservancia de los reglamentos o los deberes a su cargo, causare a otro la muerte”.

En tanto, la pena será de prisión de 3 a 8 años cuando fueren más de una de las víctimas fatales, o si el hecho hubiese sido ocasionado “en razón de una culpa grave caracterizada por un obrar especialmente irreflexivo o temerario”. Esta figura es el principal cambio que el Senado introdujo.

Y se indica: “Se consideran supuestos de culpa grave quien condujere bajo efectos de estupefacientes, o con un nivel en sangre significativamente superior al límite tolerado, o en significativo exceso de la velocidad máxima permitida, o si el conductor se diere a la fuga o no intentare socorrer a la víctima”.

También se modifica el artículo 94 por el cual se establece la prisión de un mes a tres años o multa de 1.000 a 15.000 mil pesos, e inhabilitación especial, en su caso, de uno a cuatro años, el que, por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión, o inobservancia de los reglamentos o los deberes a su cargo, causare a otro un daño en el cuerpo o en la salud.

Compartir