ESCUCHANOS

Ávila: “el acuerdo con YPF no es para festejar”

23 diciembre, 2016
208 Views

El titular de Petroleros Chubut, Jorge Ávila, explicó los alcances del acuerdo con YPF, el martes último, Ávila indicó que la reducción del 30% del salario es algo que en la práctica ya se venía dando, “pero la diferencia es que el trabajador tenía la incertidumbre cada mes de no saber si el próximo seguiría cobrando. Ahora entran todos en este sistema y el acuerdo es por seis meses, cuando se volverá a evaluar cómo está el mercado en ese momento. El trabajador cede algo, pero también gana por otro lado –valoró-, porque va a tener 14 días de descanso en la casa”, en referencia a los 14 días laborales, 7 francos y 7 de suspensión sin goce de haberes en cada mes. “El acuerdo no es por las 8 horas como querían las operadoras, porque eso hubiera implicado perder mucho más –afirmó-; de esta manera, se sigue cobrando el mismo 70% como fue a lo largo de este año para muchos trabajadores, pero da la posibilidad de que entren todos en el diagrama de trabajo, incluso los 800 compañeros que habían quedado afuera en Santa Cruz por los equipos que bajó YPF allá”.

Desde esa perspectiva, explicó que se redujo la posibilidad de 1.600 despidos que se habían anunciado para el próximo 30 de diciembre. “Si logramos que en 2017 se mantengan todos los puestos de trabajo, habrá sido un buen acuerdo”, planteó.

Además, dijo “por ahora, la carpa negra queda suspendida”, en referencia al acuerdo alcanzado con YPF y por el que se redujo el riesgo de 1.600 telegramas de despidos. Sin embargo, advirtió que todavía continúan las negociaciones con PAE, ya que se mantiene la alerta por alrededor de 300 cesantías vinculadas a DLS y que las discusiones con esa compañía continuarán la semana próxima, ya que “si no hay un precio de incentivo para el gas, PAE podría reducir su inversión a 460 millones de dólares, es decir la mitad de este año”. El valor de corte para el crudo Escalante será de 47 dólares durante 2017, mientras que para el gas se busca un precio de incentivo similar al de Neuquén, es decir de 7,90 dólares por Millón de BTU.

MEJORAR EL PRECIO DEL GAS

 

En la tarde del miércoles, las reuniones continuaron. Por un lado, junto al ministro de Energía, Juan José Aranguren, la totalidad de las operadoras y representantes del gobierno provincial, en las que estuvo nuevamente el ministro coordinador de Gabinete, Alberto Gilardino. En esa instancia se habló sobre el precio del barril criollo, que en realidad funcionará como un piso por si el precio internacional vuelve a bajar, encontrándose en las últimas semanas en torno a los 55 dólares. En esa discusión, quedó establecido que el precio de corte para el Escalante será de 47 dólares, mientras el Medanito se mantendrá en 55.

Las empresas dicen que el costo de extraer cada barril en nuestra cuenca es de 49 dólares y el Estado dice que es de 45, entonces quedó un valor medio de 47 –relató Ávila-. Nosotros buscamos un valor más alto, pero al menos conseguimos que la diferencia con el Medanito se achique, porque bajamos de 12 dólares a 8 de diferencia”.

Posterior a ese encuentro, la discusión continuó en particular con PAE. “La situación con esta operadora sigue complicada, porque ellos tienen 15 equipos abajo y de eso hay todavía 252 operarios sobrantes de DLS, que contando a las subcontratistas suman unos 300 posibles despidos. Estamos discutiendo para que prorroguen al menos un mes más el acuerdo, para evitar los despidos, para esperar la reunión del 28 y 29 de diciembre, en la que vamos a seguir negociando el precio del gas”.

DE 1600, EL RIESGO DE DESPIDOS BAJÓ A 300

En efecto, la agenda de la semana próxima tendrá nuevas reuniones para ver si se logra que el gas de la cuenca San Jorge tenga un precio de incentivo similar al de Neuquén, en torno a los 7,90 dólares por Millón de BTU. “El ministro Aranguren fue claro y dijo que si se acuerda un precio de gas de incentivo, van a exigir el plan de inversiones acorde”.

En ese punto, el dirigente planteó la preocupación por la perspectiva de 2017. “PAE nos comunicó que, con este panorama, van a invertir 460 millones de dólares, porque reduce a la mitad la actividad y eso sí que pondría a la provincia de rodillas”.

De todos modos, confió en que la semana próxima se pueda llegar a un acuerdo por los valores del gas. “Si se consigue ese precio de incentivo, prácticamente los despidos desaparecerían, porque también Sipetrol sacaría el perforador para producir gas y lo mismo con Tecpetrol, que tiene 300 puestos sobrantes, pero acordó sostenerlos por 90 días más, a la espera de que salgan las definiciones del gas”, auguró.

Finalmente, el dirigente reconoció que el acuerdo con YPF “no es para festejar, pero es algo que permite mantener los puestos de trabajo y ahora trataremos de hacer lo mismo con las demás operadoras. Es lo que podemos conseguir y si no, nos quedan los subsidios, como en Neuquén; hoy nos volvieron a ofrecer y volvimos a rechazarlos”, reveló, en relación al monto de 20.000 comprometido por Nación en la cuenca neuquina, para atender a los despedidos durante un año.

No es sólo el problema del mercado internacional, sino también lo que pretende este gobierno, que es reducir el costo laboral: contra todo eso estamos peleando. Por ahora, la carpa negra queda suspendida, pero si hay despidos no habrá paz social”, concluyó.

Compartir