ESCUCHANOS

Resisten negocios inmobiliarios en El Bolsón y cordillera

26 diciembre, 2016
127 Views

Miles de personas participaron recientemente de la marcha en repudio al proyecto inmobiliario Laderas, y a favor de mantener la reserva Cumbreras de Mallín Ahogado, donde se pretende emplazar el loteo. Más de 5000 personas (lo que equivale a más del 25% de la población) realizaron la marcha a favor de dar continuidad de este `bolsón´ de naturaleza, donde la empresa Laderas del Perito Moreno intenta generar un proyecto inmobiliario desde hace años.

La marcha estuvo convocada por la unión de organizaciones Comarca de Pie, donde confluyen partidos, sindicatos, organizaciones intermedias, y principalmente los movimientos asamblearios de la región. Durante la semana, la Municipalidad había avanzado en la aprobación del negocio inmobiliario, con el visto bueno del intendente Bruno Pogliano (Juntos Somos Río Negro) y la ratificación del Concejo Deliberante. Durante la sesión del Concejo, unos mil pobladores y pobladoras se manifestaron frente a los edificios municipales, incluso lograron entrar al edificio del ejecutivo, donde fueron reprimidos con gases; esto constituyó hecho inédito en la localidad.

La manifestación reavivó la discusión sobre la idea de sacrificar naturaleza por urbanización en reservas naturales

El origen del conflicto

El conflicto data de 2004, cuando el magnate Joe Lewis intentó establecer un aeropuerto en la reserva Cumbreras de Mallín Ahogado, tierra que en ese momento era fiscal. Ante la resistencia de la población el representante local de Lewis, Nicolás Van Ditmar, tuvo que levantar temporalmente el proyecto. En 2009, el Ejecutivo provincial desembarcó en la localidad de El Bolsón, y presentó un proyecto de “refundación de El Bolsón”, donde proponía un loteo, la instalación de centros comerciales y de esparcimiento y un aeropuerto, que se puso a votación en un plebiscito. La respuesta de la población fue un rotundo no, con el 79% de los votos sufragados.

Luego en 2010, la empresa Laderas del Perito Moreno presentó un proyecto de loteo, aeropuerto, centros comerciales, canchas de golf y lagos artificiales sobre las tierras de la Reserva Cumbreras de Mallín Ahogado, pero con la novedad de que había obtenido un título de propiedad, contraviniendo la legislación de tierras provincial y la legislación municipal, atento a las restricciones propias de la reserva. El pedido de loteo contaba con un acuerdo con el Club Andino Piltriquitrón (CAP), que revelaba que la empresa tendría en un futuro cercano, influencia en el desarrollo del Centro Invernal Perito Moreno, en el marco de la ley provincial 4335, de desarrollo del cerro como centro de ski.

Monopolizando el paraíso

Lo llamativo del apoyo al loteo en ese año es que ese club debía presidir al año siguiente la licitación del centro invernal, en el marco del “Desarrollo Integral del Cerro Perito Moreno”. Esa licitación la ganó como único oferente la empresa Laderas, tal como lo anunciara en 2010 el Club Andino Piltriquitrón, ocho meses antes de la apertura de pliegos. Los pliegos debían ser abiertos por el mismo club, situación irregular contra la cual protestaron desde el inicio los vecinos.

La ley 4335, establece que la provincia dona una tierra para el desarrollo del Centro Invernal, y que este centro debe contar con medios de elevación y una pequeña Villa Turística en la base, para dar los servicios del cerro, y que debe realizarse como obra pública sobre la tierra del fisco. Sin embargo, el Club Andino, al firmar el contrato de concesión con la empresa Laderas, la eximía de realizar la Villa de Montaña, en calidad de obra pública tal como lo exigía la ley, e intentó hacer pasar el loteo privado presentado con antelación en tierras linderas a las donadas por la provincia para establecer el centro invernal, como parte del proyecto de desarrollo en el marco de la ley 4335.

En ese sentido, la estafa al fisco sería doble, ya que no obtendrá la provincia al finalizar la concesión la Villa Turística establecida en la ley, y el loteo se pretende establecer en tierras que el fisco privatizó contraviniendo las leyes de tierras y de la Reserva Cumbreras de Mallín Ahogado. Por este motivo, las y los vecinos, organizaciones y comunidades tienen juicios pendientes ante los tribunales provinciales, y establecerán nuevos juicios frente a los avances administrativos en la esfera municipal.

La población dijo NO

No es la primera vez que la población de El Bolsón gana la calle en el marco de este conflicto. En cuatro marchas anteriores, convocadas por la red de organizaciones y vecinos Comarca de Pie, se lograron movilizaciones multitudinarias en que la población exige que se retire la empresa de la localidad, y que las autoridades retrotraigan los títulos de propiedad otorgados a la empresa.

La reserva Cumbreras de Mallín Ahogado tiene como principal objetivo garantizar la provisión de agua para el paraje rural Mallín Ahogado. De hacerse el loteo se destruiría la reserva, lo cual constituye una amenaza a la continuidad de la provisión de agua, a través de la red de canales que nacen en ese sitio. Los vecinos y las vecinas denuncian que se quedarían sin posibilidades de riego, y así se pondría en riesgo la posibilidad de trabajo y desarrollo de al menos mil quinientas familias establecidas en ese lugar.

Una avanzada nacional

El uso del suelo, no es un debate exclusivo de Río Negro o Chubut. En Córdoba por ejemplo la semana pasada se trató de avanzar con la Ley de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos y Especies Exóticas que lleva un año vencido. El gobierno pretendía aprobarlo el próximo miércoles en la última sesión de la Unicameral. Pero organizaciones ambientalistas como Vida Silvestre plantean que la iniciativa presenta un riesgo para las 500.000 hectáreas de bosques nativos en la provincia. Manuel Jaramillo, director de Conservación de la fundación, explicó que se pidió que no se avance con la norma hasta que no haya un nuevo mapa de ordenamiento, “surgido del proceso técnico participativo necesario” para el análisis objetivo de los 11 criterios de sustentabilidad definidos en la Ley de Bosques.

En provincia de Buenos Aires el tema no es menor. Este mes, con el apoyo de la oposición, el oficialismo consiguió avanzar con la Ley de Ordenamiento Territorial y Bosques Nativos de la provincia de Buenos Aires, el único distrito del país que carecía de una norma de este tipo, necesaria para dar cumplimiento a la Ley de Bosques nacional. La iniciativa había comenzado a discutirse en 2014, durante el gobierno de Daniel Scioli. Sin embargo, asociaciones ambientalistas y vecinales habían logrado postergar su aprobación luego de que se conociera que el proyecto podía beneficiar a un emprendimiento inmobiliario de la empresa Techint en las costas de Avellaneda y Quilmes, que afectaría bosque nativo.

Ahora, con la Ley ya sancionada la Unión de Asambleas Ciudadanas –que nuclea a diversas agrupaciones ecologistas– insistió en que el proyecto es “inconstitucional, regresivo y peligrosamente permisivo”. “Su mapa de ordenamiento le da a las empresas poder sobre nuestros territorios, mientras las consecuencias las paga toda la sociedad. Entre los beneficiarios están Techint, Caputto, Constantini, y sectores políticos. La ley de Bosques se transforma en una ley de expansión urbana y extractivismo, en vez de proteger el bosque que queda”, señalaron en un comunicado.

 

Compartir