ESCUCHANOS

Detienen al individuo que habría matado a puñaladas a un remisero

30 enero, 2017
173 Views

Fue en la madrugada de ayer, el sospechoso entró a la remisería Aleisa y pidió un auto, tomó un vaso de agua y salió con la víctima. Al llegar a Las Orquídeas al 1.000 bajó del auto y desde afuera atacó a puñaladas al remisero Fernando Schmidt que alcanzó a pedir ayuda antes de morir. El detenido Miguel Ángel Sotelo le habría asestado 20 puñaladas, provocándole la muerte.
La secuencia de los hechos, según lo relatado a este medio por la fiscal general Camila Banfi que trabajó desde el primer momento en el lugar del hecho da cuenta de la llegada de un individuo a la remisería Aleisa, ubicada en la avenida Juan XXIII. “El hombre llegó y pidió un auto, mientras esperaba pidió un vaso de agua y todo eso quedó registrado en las cámaras –dijo Banfi. A las 4:08 subió al auto que conducía Fernando Schmidt, un Toyota Corolla y salieron. A las 4:18 el chofer alcanzó a dar el aviso de que había sido atacado y dio el lugar donde estaba en Las Orquídeas 1.006. No sabemos lo que pasó en el viaje, pero podemos presumir que hubo una discusión, quizás el sospechoso no quiso pagar el viaje; lo cierto es que se bajó del auto y desde afuera lo atacó con mucha violencia. En la autopsia se reveló que le dio 20 puñaladas en la zona del tórax y cuello”.
La investigación que hubo a partir de que los propios remiseros buscaron a su compañero y lo llevaron al Hospital, permitió identificar al presunto autor. Banfi dijo que el operador fue muy claro en detallar al sospechoso, y describió su ropa. Con esta persona se hizo un recorrido fotográfico y sin dudas identificó a Miguel Ángel Sotelo como el presunto autor. “En cuanto a los otros dos detenidos, lo que pasó es que en momentos en que ordené que fueran a la remisería a secuestrar el vaso en el que había tomado agua el sospechoso, se encontraron con dos individuos que saltaban el cerco de la remisería. Fueron detenidos in fraganti y sospechamos que fueron a robar el DVR, pero como estaba en otro lugar no pudieron hacerlo. De todos modos se acercaron a la cámara de afuera y ahí obtuvimos dos primeros planos de sus rostros de modo que fueron identificados cabalmente. Ellos son Leonardo Jesús Aguilar (24) y Claudio Hulquipún (29)”.
Cabe mencionar que luego de un trabajo de horas de los peritos de Criminalística pudieron bajar las imágenes del DVR donde “se puede ver clara y nítidamente a Sotelo entrar, pedir un vaso de agua y subir al remís” dijo Banfi. Los sospechosos Aguilar y Hulquipún quedaron detenidos por el delito de encubrimiento agravado.
ALLANAMIENTOS, ENTREGA DEL CUCHILLO Y DETENCIÓN EN LA SALADITA
Toda la madrugada, en horas de la mañana y pasado el mediodía el personal de Criminalística y la Brigada de Investigaciones trabajaba a la par de la fiscal Banfi, revisando las grabaciones y tomando testimonios. A las 18 de ayer, la juez penal Raquel Tassello ordenó tres allanamientos en la casa de los tres sospechosos y la detención de Sotelo. Este fue encontrado en La Saladita y allí fue detenido sin ofrecer resistencia. En su domicilio se encontró la mochila que llevaba y se vio en las cámaras, y la remera que utilizaba, ya lavada, que también fue secuestrada.
Poco antes, en horas del mediodía, un vecino de la calle Huergo y Margaritas encontró en su patio un cuchillo, que podría ser el que Sotelo utilizó en el feroz ataque. Cabe mencionar que, si bien recién a las 18 de ayer tuvieron acceso a las imágenes de la cámara donde se ve a Sotelo nítidamente, para avanzar con la investigación resultó muy importante la declaración del operador de la remisería que dio detalles del sospechoso, que tiene un corte estilo mohicano muy particular. Pero como en el ambiente delictual hay varios con este corte, no fue hasta la visualización de las imágenes en las cámaras que se ordenó su detención.
ESPERAN LA APERTURA DE LOS CELULARES SECUESTRADOS
Se espera que en la jornada de hoy haya una rueda de reconocimiento y vayan a audiencia de control y apertura de investigación. Banfi dijo: “todavía queda mucho que procesar. No sabemos el móvil, pero sí que hubo una discusión. Tenemos que hacer ahora la apertura de los dos celulares secuestrados a los cómplices de Sotelo, los que fueron a robar las cámaras de seguridad”.
Finalmente, la magistrada destacó “el trabajo conjunto que se hizo con personal de la Seccional Séptima al mando del comisario Mellado, con la gente de Criminalística que hizo un trabajo de levantamiento de huellas e indicios en el auto excelente, con los técnicos que trabajaron en las imágenes y con el personal de la Brigada de Investigaciones.

Fuente: Diario Crónica

Compartir