ESCUCHANOS

Por primera vez, indagan a los hijos de los Kirchner en un caso de corrupción

6 marzo, 2017
249 Views

Florencia y Máximo se presentarán hoy ante Bonadio. Los acusa, junto a su madre, de formar una organización que recibía dinero de empresarios a los que beneficiaron con licitaciones.

Por primera vez en sus vidas, los dos hijos del fallecido presidente Néstor Kirchner y de su sucesora, la ex presidenta Cristina Fernández, deberán presentarse ante un juez para ser indagados bajo la acusación de haber cometido un delito. Florencia y Máximo Kirchner están citados para el lunes a las 9 y a las 10, respectivamente, en el juzgado federal de Comodoro Py a cargo de Claudio Bonadio, el mismo magistrado que ya procesó el año pasado a la madre de ambos en la llamada causa del «dólar futuro».

La propia ex presidenta deberá pasar por el mismo lugar mañana martes, para cumplir, en este caso, con la tercera declaración indagatoria ante la Justicia desde que dejó el poder, hace quince meses. La diferencia es que ese día no habrá militancia que la acompañe, según ella misma se encargó de pedir públicamente, para que sea más numerosa la movilización convocada por la CGT. Hoy, en cambio, se prevé apoyo del kirchnerismo a sus hijos en su cita judicial, según dijo el diputado Andrés «Cuervo» Larroque (ver aparte).

Tal como lo hizo su madre en las dos causas en las que fue indagada el año pasado y en las que fue procesada -además de la del dólar futuro está la de la obra pública-, Máximo y Florencia Kirchner no responderán preguntas del juez y se limitarán a presentar sendos escritos a modo de defensa. Así lo adelantó el abogado que comparten con su madre, Carlos Alberto Beraldi. Ambos negarán allí la imputación del juez y explicarán su participación en la sociedad Los Sauces, eje de esta causa.

Se trata de la misma causa en la que pasaron la semana pasada por el acto de la indagatoria los dos empresarios emblemáticos de los doce años de gobiernos kirchneristas: Cristóbal López y Lázaro Báez. Ambos presentaron escritos pero Báez sorprendió al responder, por vez primera, preguntas del tribunal. Luego de la indagatoria de Cristina, prevista para mañana, Bonadio quedará técnicamente en condiciones de resolver si procesa o sobresee a los imputados.

En la causa Los Sauces, iniciada por denuncia de la diputada Margarita Stolbizer, la Justicia investiga si la ex familia presidencial incurrió en delito al alquilarle propiedades a empresarios a los que se les concedía obra pública o negocios con el Estado, como los casos de Báez y López. El primero cumplirá el mes que viene un año en prisión, doblemente procesado por lavado de dinero.

Pese a las expresiones de Larroque, quien dijo que es posible que los hijos de los Kirchner terminen presos, ello no ocurrirá ahora ya que Florencia logró el viernes una eximición de prisión concedida por Bonadio con la recomendación favorable del fiscal Carlos Rivolo y Máximo es diputado nacional y tiene inmunidad de arresto. Para detenerlo tiene que pescarlo «in fraganti» o pedir su desafuero a la Cámara de Diputados.

En Tribunales interpretaron como un gesto político que la eximición de prisión de Florencia haya sido pedida por su madre ya que ese tipo de solicitudes las debe hacer el propio involucrado a través de su abogado. En este caso, el texto de Beraldi escrito en primera persona por la ex presidenta llevaba al final cinco líneas con la adhesión de su hija, según explicaron fuentes judiciales.

La acusación leída por Bonadio al indagar a los otros imputados es la de haber integrado una organización que actuó entre 2003 y 2016 para «recibir dinero como ilegítima contraprestación por el indebido otorgamiento de la concesión de obra pública, de licencias habilitantes de juego y/o áreas de la industria petrolera e introducirlo en el mercado financiero, procurando brindarle una apariencia de origen lícito».

Por esa formulación, la ex presidenta cree que Bonadio la terminará procesando a ella y sus hijos por «asociación ilícita». Sin embargo lo mismo había dicho el año pasado cuando la indagaron por el «dólar futuro» y terminó procesada por la presunta comisión del delito de administración infiel en perjuicio de la administración pública.

En el caso de «Los Sauces», la sociedad familiar dedicada a negocios inmobiliarios, los delitos, por la imputación existente en la causa, podrían ir de asociación ilícita a negociaciones incompatibles con la función pública, cohecho (término jurídico de las coimas) o lavado de dinero.

De acuerdo con las pruebas recolectadas en la causa por Bonadio, Los Sauces obtuvo casi todos sus ingresos por el alquiler de propiedades a firmas relacionadas con Báez o López. Entre ellas se encuentran dos departamentos y diez cocheras en Puerto Madero, dos condominios de cuatro departamentos cada uno en Río Gallegos, el hotel La Aldea, en la villa cordillerana de El Chaltén, un terreno en El Calafate y otra propiedad en Río Gallegos. También están bajo investigación la casa en la que vive Florencia Kirchner en la Capital Federal y la que ocupa su madre en la capital santacruceña.

La denuncia de Stolbizer y la hipótesis manejada en Tribunales es que estos alquileres obedecen a «retornos» de Báez y López por los negocios con los que se favorecieron durante los tres gobiernos de los Kirchner.

Fuente: Clarín

Compartir