Coinciden en lo ideológico pero discrepan en lo jurídico

12 febrero, 2019
99 Views

La Ministra de Seguridad de Nación, Patricia Bullrich, dibujó en las últimas horas un trazo coincidente con su par de Chubut, Federico Massoni, acerca de la filosofía con la que ambos estados han decidido encarar el delito asociado al extranjerismo. Aunque también, la funcionaria, planteó sus diferencias y reparos acerca del instrumento jurídico elegido por el ministerio conducido por el chubutense y puso en duda su posible implementación a nivel nacional como había informado Massoni.

La ministra Bullrich, apuesta al trabajo que viene realizando en su cartera desde el 2016, cuando impulsó modificaciones en la reglamentación de la Ley de Migraciones. Hoy, sigue planteando que el único único objetivo era “que todos seamos iguales ante la ley, la idea es que el extranjero, después de cumplir su pena sea explulsado, esa es la filosofía”. En éste concepto/acción parecen encontrarse sin incomodidades aparentes los abordajes de la provincia y la nación en la materia, más allá de cualquier otra valoración política que se pueda hacer de la cuestión. Recordemos que el decreto de febrero en Chubut establece “la expulsión y prohibición de ingreso a la Provincia de Chubut de ciudadanos extranjeros que hubieran sido condenados o se encuentren cumpliendo condena, que reúnan antecedentes penales o condena no firme por delitos cometidos en la República Argentina o en el extranjero«. Similares acciones plantean desarrollar ambos estados mediante las fuerzas de seguridad u organismos competentes, ante individuos que carguen con antecedentes judiciales y o penales.
Hasta aquí Alcoyana-Alcoyana.

Sin embargo, la picazón se vuelve roncha, cuándo uno rasca sobre el instrumento jurídico más adecuado con el que ambos estados plantean desarrollar estas políticas de seguridad y migración.

Desde que nosotros sacamos el decreto, he recibido tres llamados de la ministra Bullrich, felicitándonos, poniéndose a disposición, queriéndo conocer e interiorisarse del decreto” declaró Massoni, quién además asegura que la norma #MadeInChubut, busca establecer mecanismos de mayor profundidad para su aplicación a escala nacional.
El ministro de Gobierno, también informó haber recibido un llamado de la gobernadora, Bertone, de Tierra del Fuego, mostrando interes en replicar el decreto en aquella provincia. Pero Massoni, que carece de egoísmos, aspira a que la norma diseñada en Chubut, pueda romper aún más fronteras. “Lo vamos a charlar con la gente de Santa Cruz, Río Negro y Neuquén como para generar un bloque”. La original iniciativa, parece trazar una nueva “barrera sanitaria” en la Patagonia, para impedir la circulación o permanencia en estos suelos, a los bípedos que carguen en su equipaje con algún antecedente penal de fuste.

Bullrich, confía en el trabajo que las fuerzas federales y de migraciones vienen desarrollando en ese sentido “hemos tenido récord de expulsiones en el país” y conduce las nuevas medidas y acciones a través del Consejo de Seguridad Interior como ámbito natural, ya que es el organismo que tiene el poder de policía en la materia. Esto, aseguró la ministra, fue abordado en varias oportunidades con Massoni, pero también con el Diputado Nacional y ahora además pre candidato a la gobernación, Gustavo Menna.

Sobre el instrumento jurídico elegido por Chubut, la ministro aseguró no estar en condiciones de evaluar si éste puede ser objetado por inconstitucional, también señaló que la norma “no resulta operativa” ya que solo instruye a un funcionario a cumplir con una tarea. En ese marco, Bullrich analizó la posibilidad de avanzar con una herramienta superadora. “A partir de esto que saco Chubut a nosotros se nos ocurrió poder extender mediante el Consejo de Seguridad Interior un instrumento que nos va a servir a todos. Inclusive ya hay varias provincias que han estado preguntando y les estamos enviando este Acta Acuerdo, para que puedan firmar y de esta manera colaborar más de lo que ya hace la dirección de migraciones” declaró Bullrich, en las ultimas horas. Más allá de éste “pequeño” matiz, la ministra apuesta a alcanzar entre nación y provincia el punto en el que confluyan la filosofía y el instrumento que ambos estados aspiran implementar.

La realidad es que el gobierno nacional avanzó para luego recular, una vez más, en una medida de alta adhesión entre diversos sectores del electorado pero con fundados y múltiples cuestionamientos políticos y jurídicos tanto de los partidarios como de los opositores, y por éstos días se encuentra revisando el anuncio del decreto presidencial. En este nuevo contexto, Bullrich, decide refugiasrse en la institucionalidad que brinda la Ley de Seguridad Interior mediante el Consejo de Seguridad, al que le encomendó que nutriera de legalidad el marco con el que se busca expluslar del país a aquel extranjero que en algún momento estuvo en conflicto con la ley penal, aquí o en otro territorio. Un acto de corrección jurídica y de lucidez electoral? Al fin y al cabo, importa?
En el mientras y en otro lugar, Massoni, publicita que el decreto nacido en esta provincia para protección de todos los chubutenses, puede tener alcance patagónico y al mismo tiempo sueña con que la norma también logre dimensión nacional. Quizás, el ministro que ya es consciente del juego que practica con Bullrich hace algunos días, en lugar de irse al maso, prefirió cantar el “vale cuatro” ante un electorado que este año elegirá nuevamente a sus autoridades para los próximos cuatro y confía en que un poco de incorrección jurídica más la receta de “La Piba”, puedan convertirse en mayores dividendos, al momento de contar los votos el próximo mes de junio.

Compartir