Expertos aseguran que legalizar el aporte de empresas tiene consecuencias negativas para la democracia

14 marzo, 2019
88 Views

Martín Astarita, politólogo, magister en economía política de Flacso y responsable periodístico del Blog “El Loro Político” se manifestó en desacuerdo con debatir la Ley de Financiamiento de Partidos Políticos en un año electoral.

El politólogo cree que «no es el momento para debatir este tema tan importante” y lo fundamentó en tres aspectos. La primera razón es “porque no se deben cambiar las reglas en el trascurso de un año electoral. La mayoría de las reformas políticas del pasado se hicieron durante los años no electorales. Se sigue posponiendo y vamos a quedar muy cerca de las PASO si se aprueba«.
El segundo aspecto que plantea Astarita, es que “el corazón de la reforma que propone Cambiemos tiene que ver con la legalización de los aportes de las empresas para las campañas electorales, que hoy está prohibido. Cambiemos viene insistiendo con esto desde el inicio de Macri y tendría consecuencias negativas para la democracia Argentina”.
Cuando permitís el aporte de una empresa generas falta de equidad”. Cambiemos plantea “Si esto ocurre en la práctica, legalicemos y lo hagamos transparente, al mismo tiempo en el proyecto se introducen algunas excepciones de cuánto puede aportar cada empresa“, amplió.
Por último, explicó que «el tercer aspecto es que también es relativo, si nosotros vemos el historial de Cambiemos y el modo en que se financió, vemos que en la justicia hubieron varios casos de financiamiento por empresas y recibieron sanciones, con lo cual es relativo que nada se cumple y pueden hacer lo que quiera”.

CONTROLES Y SANCIONES
En cuanto a los controles, Astarita propone que “hay que aumentar los recursos que tiene la cámara nacional electoral que observa y monitorea los informes y balance de gastos después de las elecciones, son pocos auditores lo que revisan esos informes. Habría que darle mayores herramientas y recursos para que puedan hacer una auditoría profunda”.

«En el pasado no hubo voluntad para reforzar estos controles, si hubo, en los últimos 20 años en materia de legislación, en términos comparados no estamos tan mal, falta mucho en el asunto de las sanciones tenemos cláusulas de transparencias y control de gastos«, contó el polítologo.

Astarita, apuntó a sancionar a los candidatos «tenemos que caer con las sanciones a los candidatos, porque todas las sanciones recae en los partidos. Hoy todas las sanciones de la ley de financiamiento recaen en los partidos políticos, y deberían ser en el candidato, debería hacerse responsable. Porque comprometes más a la vida política de los partidos y candidatos”.

EN SENTIDO CONTRARIO
«A mí me parece que en Argentina con esta reforma iría en sentido contrario a la mayoría de los países de la región”, aseveró Astarita. “Lo que se debería hacer es profundizar el camino que se inició a nivel nacional en el 2009 con la reforma política. En ese momento el estado se hizo cargo de financiar el acceso a los medios de comunicación para los partidos políticos para hacer propaganda electoral. Esa es una opción donde generaría mayor transparencia y equidad”, formuló.

PROBLEMA A NIVEL PROVINCIAL
Astarita concluyó explicando lo que sucede a nivel provincial “muchas provincias tienen o ninguna legislación o regulaciones muy escasas. Se puede avanzar es en unificar criterios y aplicar las misma normativa por lo menos en aquellas provincias que coinciden en la fecha de la elección con las nacionales”.

Compartir